Acerca de mí

Nací un sábado de 1971 en La Cigüeña (nombre muy apropiado para un hospital de maternidad, aunque no muy sobrado de originalidad), en la ciudad de Valencia. En una de las imágenes que más presente tengo de mi infancia me veo rebuscando en la colección de discos de mi hermano mayor: Kinks, Rolling, Patti Smith, Hendrix, Doors, Bowie, Dylan... Los copiaba en cintas de cassette de una manera bastante rústica para escucharlos en mi habitación que compartía con mi otro hermano. Magnetófono mono encarado a los altavoces del equipo. Mi hermano mayor, desde su ausencia, me convirtió en un enamorado de la música. Mi gran pasión junto a la fotografía, aunque eso vendría de una manera menos romántica. Sigo comprando discos como lo hacía él, me quede con casi todos sus discos y continuo su colección.

Siempre quise estar relacionado de una manera u otra con la música, pero desgraciadamente mis dotes musicales no eran las idóneas. Cuando acabe el colegio tuve que decidirme por una carrera profesional, elegí la fotografía. Tenía claro mi vocación expresiva y comunicativa, siempre se me dio bien el dibujo y las manualidades. El mundo se convirtió en imágenes que yo aprendí  a ver y captar con mi cámara Ricoh. Mi primer proyecto personal lo dediqué, naturalmente, a la fotografía musical. Durante bastante tiempo me dedique a hacer fotos de conciertos, algún que otro promocional de grupos. Incluso llegué a ganar un premio nacional de fotografía musical. Algún que otro trabajo...

La fotografía me apasionaba. La descubrí y me enamoré de ella. Pero el idílio duro poco y el pragmatismo de mi vida se impuso y decidí ampliar mis estudios al audiovisual. Quería que las imágenes se movieran y llevarán música. Encontré mi profesión. Sin embargo, en todos los proyectos y trabajos que he hecho desde entonces, aunque he disfrutado y he hecho grandes amigos, nunca he logrado conseguir la pasión y satisfacción que me producía la fotografía. El audiovisual me da de comer (ahora la educación) pero la fotografía me alimenta el espíritu.

Lo había olvidado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada